Indemnización adicional por Daño Moral en el procedimiento laboral

La protección de los derechos fundamentales de los trabajadores es primordial. En situaciones excepcionales donde la vulneración de estos derechos lleva al despido declarado nulo, surge una oportunidad única para reclamar una indemnización adicional por daño moral. Existen factores que influyen en la indemnización y cómo este recurso puede ser un instrumento poderoso para tu defensa.

Recordemos cuales son los efectos de la calificación de despido nulo:

La calificación judicial de la nulidad del despido, con los efectos establecidos en el art. 55.6 ET supone la readmisión inmediata y abono de los salarios de tramitación hasta la fecha de la sentencia o ejecución. Pero es que además cuando un despido se declara nulo debido a la violación de derechos fundamentales, no solo se abre la puerta a la reinstalación inmediata y al abono de salarios no percibidos, sino que también se abre la posibilidad de solicitar una indemnización adicional por daño moral. Este aspecto adicional busca compensar el sufrimiento emocional y la angustia causados por la injusticia sufrida.

En el ámbito laboral, diversas vulneraciones de derechos fundamentales en casos de despido pueden llevar a reclamaciones por daño moral. Algunas de las situaciones más habituales y que suelen implicar compensaciones más significativas son:

 

 

 

Ejemplos despidos con vulneración de derechos fundamentales

1.- Discriminación:

Situaciones en las que el despido está relacionado con discriminación por motivos de género, raza, orientación sexual, religión u otros factores protegidos por la ley. Estas violaciones son consideradas graves y pueden resultar en indemnizaciones considerables. Situaciones en las que un despido se declara nulo debido a la violación de derechos fundamentales, como el derecho a la indemnidad o a la no discriminación. La garantía de indemnidad es un principio fundamental en el ámbito laboral que busca salvaguardar los derechos de los trabajadores. Este concepto se refiere a la prohibición de cualquier represalia o acción desfavorable por parte del empleador contra un trabajador que haya ejercido sus derechos laborales o presentado una reclamación, ya sea en el ámbito judicial o administrativo.

Son ejemplos típicos  los despedidos por discriminación:

  • Discriminación por Condición de Salud:

Un trabajador es despedido tras superar una enfermedad o afección de salud.

Una empresa despide a un empleado con discapacidad sin ofrecer ajustes razonables en el lugar de trabajo.

  • Violación de la Garantía de Indemnidad:

Un empleado es despedido durante una baja médica.

Un trabajador es objeto de represalias por presentar una queja ante las autoridades laborales.

  • Discriminación por Orientación Sexual:

Un empleado es despedido tras revelar su orientación sexual.

Una empresa discrimina y despide a un trabajador debido a su identidad de género.

  • Discriminación Religiosa:

Un trabajador es despedido por practicar una religión específica.

Una empresa discrimina y despide a un empleado debido a sus creencias religiosas.

  • Discriminación por Nacionalidad:

Un empleado es despedido debido a su nacionalidad.

Una empresa toma represalias y despide a un trabajador por su estatus migratorio.

  • Despido por Embarazo o Paternidad:

Una empleada es despedida después de anunciar su embarazo.

Un trabajador es despedido debido a la reciente paternidad.

Estas situacionespueden generar reclamaciones por daño moral. Estos casos suelen involucrar compensaciones sustanciales.

Algunos ejemplos que podemos señalar son:

El Supremo confirma la nulidad de un despido de Huawei a un ingeniero de 58 años al ser discriminatorio por razón de edad
https://www.iberley.es/noticias/indemnizacion-25-000-euros-dano-moral-despido-nulo-durante-prestacion-maternidad-indefinida-no-fija-31768

2.- Acoso Laboral o Mobbing:

Despidos que se producen como resultado de acoso laboral sistemático pueden dar lugar a reclamaciones por daño moral. La exposición a un ambiente de trabajo hostil, intimidatorio o abusivo puede justificar compensaciones adicionales.

3.- Represalias por Denuncias:

Si un trabajador es despedido como represalia por denunciar irregularidades, prácticas ilegales o actitudes contrarias a la ética en la empresa, esto puede constituir una vulneración de derechos fundamentales. Las indemnizaciones en estos casos buscan reparar el daño moral causado por la represalia.

4.- Vulneración del Derecho a la Intimidad:

Despidos relacionados con la invasión de la privacidad de un empleado, como la monitorización indebida de actividades fuera del ámbito laboral, pueden dar lugar a reclamaciones por daño moral.

5.- Violación del Derecho a la Libertad Sindical:

Si un despido está vinculado a la participación activa del trabajador en actividades sindicales o a la afiliación a un sindicato, puede considerarse una vulneración del derecho a la libertad sindical, dando lugar a compensaciones por daño moral.

Factores Determinantes en la cuantificación de la indemnización por Daño Moral

Es importante destacar que la cuantificación de las indemnizaciones por daño moral puede variar según la gravedad de la vulneración, las circunstancias específicas del caso y la legislación vigente. Asesorarse con un profesional del derecho laboral es crucial para evaluar adecuadamente cada situación y buscar la compensación justa.

La cuantificación de la indemnización adicional por daño moral implica considerar factores esenciales. La gravedad de la vulneración de derechos, el impacto emocional en el trabajador y las circunstancias específicas del caso son elementos clave que se evalúan. Es crucial contar con asesoramiento legal experto para asegurar una evaluación adecuada y buscar la compensación justa.

La legislación laboral proporciona un marco para la «determinación prudencial» de los daños morales, permitiendo al tribunal establecer la cuantía de manera razonable, considerando la gravedad de la violación del derecho fundamental. La dificultad en la estimación detallada de estos daños permite al tribunal utilizar criterios orientadores, como las sanciones pecuniarias previstas por la LISOS (Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social) para alcanzar una reparación completa y contribuir a la prevención de futuros daños.

La falta de directrices claras en materia de indemnización por daños morales en despidos nulos ha llevado a los tribunales a recurrir a la LISOS. En algunos casos, la infracción se clasifica como muy grave, situándose en un rango que oscila entre los 7,000 y los 225,000 euros según la gravedad de la falta. De esta forma se han podido obtener indemnizaciones de 60.000€ como en el siguiente caso.

Jurisprudencia que Respaldan la Indemnización Adicional

La jurisprudencia respalda firmemente la posibilidad de solicitar una indemnización adicional por daño moral en casos de despido nulo por vulneración de derechos fundamentales. Un ejemplo contundente de este respaldo se encuentra en la reciente Sentencia nº 214/2022, emitida el 9 de marzo de 2022. Esta sentencia refuerza la doctrina establecida por el Tribunal Supremo, la cual destaca que no es necesario detallar exhaustivamente la reclamación; simplemente, solicitarla en la demanda es suficiente. Este fallo específico subraya la importancia de considerar la indemnización adicional por daño moral como una herramienta legal efectiva.

En su práctica, el Tribunal Supremo, a través de numerosas sentencias de la Sala de lo Social, ha respaldado la utilización del criterio orientador de las sanciones pecuniarias contempladas en la LISOS. Esta orientación ha sido también respaldada por la jurisprudencia constitucional, como se evidencia en la STC 247/2006, de 24 de julio.

La Sentencia nº 214/2022, en consonancia con la posición consolidada del Tribunal Supremo, refuerza la doctrina sobre el resarcimiento de daños morales en casos de despido nulo por vulneración de derechos fundamentales. Esta doctrina ya estaba presente en la STS de 5 de octubre de 2017 (rec. 2497/2015) y ha sido recientemente reiterada en la STS 179/2022, de 23 de febrero (rec. 4322/2019).

En este contexto, el Tribunal Supremo reconoce que un despido puede ser consecuencia de represalias empresariales contra actuaciones previas del trabajador en defensa de sus derechos laborales. En este caso, se califica como un despido nulo, ya que vulnera el derecho fundamental a la indemnidad del trabajador.

Estos fallos judiciales subrayan la importancia de proteger los derechos fundamentales en el ámbito laboral y abren la puerta a la posibilidad de reclamar una indemnización adicional por daño moral en situaciones similares.

Conclusión

En casos de despido nulo asociado a la vulneración de derechos fundamentales, la indemnización adicional por daño moral es un derecho del trabajador. Este recurso no solo busca resarcir el sufrimiento, sino que también tiene un efecto disuasorio sobre las prácticas empresariales injustas. Contar con asesoramiento legal especializado es esencial para garantizar una defensa efectiva y la búsqueda de la compensación justa.

Aviso de Descargo de Responsabilidad Legal:

La información proporcionada en este blog de servicios legales tiene un propósito informativo general y no debe considerarse asesoramiento legal específico para tu situación. Aunque nos esforzamos por mantener la precisión y actualización de la información, debes tener en cuenta que las leyes y regulaciones pueden estar sujetas a cambios.

Es posible que la normativa relevante haya experimentado modificaciones desde la última actualización de esta página. Por lo tanto, te instamos a verificar la vigencia de la información consultando fuentes legales actualizadas o consultando con un profesional del derecho.

La lectura de este blog no establece una relación abogado-cliente y no sustituye el asesoramiento legal especializado. Cada situación legal es única, y se recomienda encarecidamente que consultes a un abogado para obtener asesoramiento personalizado adaptado a tus circunstancias específicas.

El equipo detrás de este blog no se hace responsable de las consecuencias derivadas del uso de la información proporcionada sin la debida consulta legal. Para obtener asesoramiento legal específico, te recomendamos que te pongas en contacto con un profesional del derecho autorizado en tu jurisdicción.

Contáctanos hoy para programar una consulta y descubre cómo podemos ayudarte a superar tus desafíos legales de manera efectiva y personalizada. Tu tranquilidad es nuestra misión.

Fuentes:

https://www.boe.es/biblioteca_juridica/anuarios_derecho/articulo.php?id=ANU-L-2022-00000001803

https://www.boe.es/biblioteca_juridica/anuarios_derecho/articulo.php?id=ANU-L-2022-00000001747

«Indemnización de 60.000 euros por el daño moral causado por un despido que ha sido decretado nulo» Pleno de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo

https://www.abogacia.es/actualidad/noticias/elevan-la-indemnizacion-a-60-000-euros-por-danos-morales-en-un-despido-nulo/

https://www.iberley.es/noticias/indemnizacion-25-000-euros-dano-moral-despido-nulo-durante-prestacion-maternidad-indefinida-no-fija-31768

Sentencia de despido pionera: indemnización adicional personalizada
El Supremo confirma la nulidad de un despido de Huawei a un ingeniero de 58 años al ser discriminatorio por razón de edad

Contacto:

Para asesoramiento personalizado sobre casos de despido nulo y la posibilidad de indemnización adicional por daño moral, contáctanos. Estamos aquí para defender tus derechos y proporcionar la representación legal que necesitas.

 [Información de contacto]

Teléfono

Whatsapp

Videoconferencia

Email: socrates.sanchez@gmail.com

Formulario de contacto.

Defendemos a nuestros clientes en toda Cataluña: 

Arenys de Mar, Barcelona, Badalona, Barberà del Vallès, Blanes, Castellbisbal, Castelldefels, Castellar del Vallès, Cerdanyola del Vallès, Cornellà de Llobregat, El Masnou, Esplugues de Llobregat, Figueres, Gavà, Girona, Granollers, Igualada, Lleida, Lloret de Mar, Manresa, Mataró, Martorell, Mollet del Vallès, Sant Celoni, Montcada i Reixac, Olot, Palafrugell, Pineda de Mar, Ripollet, Ripoll, Salt, Santa Coloma de Gramenet, Santa Perpètua de Mogoda, Sant Adrià de Besòs, Sant Andreu de la Barca, Sant Boi de Llobregat, Sant Cugat del Vallès, Sant Feliu de Guíxols, Sant Feliu de Llobregat, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern, Sant Quirze del Vallès, Sant Vicenç dels Horts, Sant Vicenç de Montalt, Sitges, Tarragona, Terrassa, Sabadell, Vallbona d’Anoia, Vilafranca del Penedès, Vilanova i la Geltrú, Vila-seca, Viladecans, Santa Eugenia, Sant Narcís, Salt, Les Tres Torres, Sant Gervasi-Galvany, Pedralbes, Sant Gervasi-Bonanova, Sarrià, Putxet i el Farró, El Carmel, Vallvidrera, Tibidabo i les Planes, Matadepera, Sant Just Desvern, Cabrils, Premià de Dalt, Fornells de la Selva, Sant Julià de Ramis, Sarrià de Ter.

Social:

Articles relacionats

Comprar vivienda malgrat de mar

¿Es buen momento para comprar una vivienda?

Existen muchas particularidades en el mercado de los bienes inmuebles. Los factores que pueden determinar la oportunidad o el éxito en la inversión o comprar un bien inmueble dependerán en cada caso.